fbpx

Bosques sanadores: El poder de los árboles que te libera del estrés

Los árboles son fundamentales para el medio ambiente y para el correcto funcionamiento de los ecosistemas. Ellos ahorran agua, limpian el aire y proporcionan O2. Se necesita 22 árboles para entregar oxígeno necesario a una persona al día. Los árboles también nos refrescan y dan sombra, son tres rodeando el hogar, se podría disminuir hasta un 50% la necesidad de aire acondicionado. Y tan solo uno tiene el poder de absorber diariamente la contaminación generada por 100 automóviles.

EL PODER DE LAS VIBRACIONES

Sin embargo, los árboles han demostrado tener beneficios tanto en el ámbito físico como en el mental/psicológico, lo que ha llevado a científicos a investigar sobre los efectos de distintas prácticas o terapias forestales.

  • Shinri yoku

Conocida también como “baños forestales” o “baños de bosque”, esta es una antigua práctica japonesa que consiste en adentrarse en los bosques a sentir, tocar, oler, mirar y oír, para así desconectar nuestra mente de las preocupaciones y conectarnos con la naturaleza. El término “shinrin yoku” significa literalmente “absorber la atmósfera del bosque”. En esta práctica se busca sanar el espíritu a través de la meditación rodeado de naturaleza.

En 1982, el gobierno japonés comenzó a promover de manera oficial estos paseos forestales, con el objetivo de bajar los niveles de estrés de su población. En 2004 se comenzó con un programa para la conservación del bosque, el que hoy cuenta con 48 senderos terapéuticos.

Uno de los pioneros en la investigación del shinrin-yoku es Yoshifumi Miyazaki, antropólogo y Vice Director del Centro de Medio Ambiente, Salud y Estudios de Campo de Chiba University, en las afueras de Tokio. Miyazaki señala en una entrevista para Outside Magazine que “hemos pasado el 99,9% de nuestra evolución en ambientes naturales” y que “nuestras funciones fisiológicas aún están adaptadas a esos entornos, y en el día a día podemos alcanzar una sensación de bienestar si sincronizamos nuestros ritmos con los del medio ambiente“.

En sus estudios, que realiza desde 2004, demuestra que los bosques forestales logran bajar en un 12,4% los niveles de cortisol, la hormona del estrés -que en exceso puede aumentar el riesgo de ansiedad o depresión-, y en un 1,4% en promedio la presión arterial. También aumenta la actividad en áreas cerebrales vinculadas con la empatía y las emociones.

  • Abrazo de árbol

¿Es terapéutico abrazar árboles? ¡Sí! Y la ciencia lo confirma. Matthew Silverstone en su conocido libro “Blinded by Science” (Cegado por la Ciencia) habla de los beneficios que tendrían los árboles sobre las enfermedades mentales, los trastornos de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), la depresión, la ansiedad, la concentración o incluso los dolores de cabeza. Silverstone explica que esto se debería gracias a “las propiedades vibratorias” de los árboles y plantas, ya que “todo en la naturaleza vibra y esto afecta los comportamientos y reacciones biológicas de nuestro organismo”.

El 23% del territorio de Chile corresponde a bosques. ¿Ya estás listo para ir a dar una vuelta, caminar, meditar y abrazar árboles?

#FelizDíaDelÁrbol

Ignacia Domínguez