fbpx

INKAN-ANIMAL: UNA FUNDACIÓN JUGADA POR LOS PERRITOS

Ya van nueve años celebrando el “Día Mundial de las ONG”. Y es que estas son cada día más potentes, visibles e indispensables. Son miles los innovadores sustentables y jóvenes emprendedores que se esfuerzan por transformar la sociedad y por mejorar la calidad de vida de las personas que más lo necesitan. Cualquier sociedad civil, independiente de la administración del gobierno y que carezca de fines de lucro, cabe dentro del concepto de ONG.

INKAN DANDO EL EJEMPLO

Hace cuatro años nació en Chile, en la comuna de Til-Til, una organización que va más allá. Inkan-Animal es una fundación que hace alusión a su nombre: Inkan (ayuda en mapudungun). Esta organización comenzó rescatando a los animales abandonados en basurales, que muchas veces terminaban en jaurías. Inkan lucha diariamente para que nuestros compañeros más fieles, los perros, tengan una familia y puedan vivir de manera digna y justa en nuestra sociedad.

“Junto a diferentes personas se comenzó a trabajar en la zona haciendo caniles, esterilizando y reubicando a casi todos los animales del lugar”, cuenta Javier Galarce, CoFundador del proyecto Inkan. Y agrega que “hoy varios de los rescatados en Til-Til nos acompañan en el refugio, son algo así como los perros ilustres de Inkan, llevan mucho tiempo con nosotros y su adopción se ha hecho casi imposible por su tamaño, color y edad”.

Pero esta ONG no se queda ahí. Además de ayudar a la mayor cantidad de animales que esté a su alcance, buscan concientizar a las personas sobre la tenencia responsable, la importancia de la tierra y el respeto por todo lo que nos rodea.

Según las cifras 2018 de la Subsecretaría de Desarrollo Regional, 255 mil perros y 88 mil gatos sin “dueños” deambulan por las calles y zonas rurales de Chile. Datos que aumentaron con respecto a los años anteriores. Se estima que en el país hay un total de 3,6 millones de perros y 1,2 millones de gatos. Concluyendo junto a datos del Censo 2017, que entre el 5% y el 7% de los animales no tiene “dueño” conocido. Es por esta razón que junto luego de la “Ley Cholito” se dictó en marzo pasado la ley 21.020 sobre “Tenencia Responsable de Mascotas y Animales de Compañía”. Pero, ¿existe consciencia entre los chilenos?

Javier expresa lo difícil que es dar en adopción, ya que “las personas quieren un animal como regalo y no entienden la importancia de adoptar, de las necesidades que un animal llega a necesitar y de los cuidados que requiere”. Si bien, cada día son más las personas interesadas en la adopción, “no son suficientes para la gran cantidad de animales que son abandonados y que nacen en la calle”, agrega. Sin embargo, Javier es optimista, ya que a pesar del arduo trabajo que queda por hacer, “la ley de ‘Tenencia Responsable’ es un buen inicio para comenzar el cambio. Si bien no es precisa ni específica en ciertos puntos, es una buena base para trabajar sobre ella”.

La marcha blanca de esta norma se ha dado por finalizada y ha comenzado a regir completamente, arriesgando multas para quienes no han hecho el trámite. Según los datos del Registro Nacional de Mascotas, hay alrededor de 221.000 perros 47.000 gatos registrados, siendo apenas el 5,3% del total de animales que pueden ser inscritos.

Por esto y más, Inkan se ha comprometido con nuestros pequeños amigos. Cuentan con un refugio que les permite albergar una cierta cantidad de animales, los cuales van rotando según las adopciones. “Nuestro bolsillo y espacio nos permite en estos momentos tener 25 animales permanentes, de los cuales más de la mitad vienen con nosotros desde los tiempos de Til-Til”, manifiesta Galarce. Junto a este refugio, tienen la ayuda de hogares temporales que acogen rescates y animales de forma excepcional. Gracias a estos tipos de organizaciones, los ciudadanos han encontrado un espacio para trabajar en equipo y encontrar soluciones para aquellos sin voz. Desde que Inkan empezó su labor, alrededor de 150 animales han encontrado un hogar. Desde que son fundación, 2018, se lograron adoptar quince animales. Esto es claramente, solo el comienzo.

Si quieres ser parte de este generoso proyecto, puedes sumarte de distintas maneras. Galarce explica que cuentan “con una red de socios, padrinos y madrinas que dan una donación voluntaria y cualquier cosa que algún rescatado llegase a necesitar”. Con respecto a estas, no hay máximos ni mínimos, siendo el único requisito, ser constante en el tiempo para hacer las proyecciones correspondientes.

Javier invita a ser conscientes de la sobrepoblación de animales callejeros. Todos podemos hacer cambios, participar o crear nuevos proyectos que le dan alegría a tantas vidas. Porque todas importan.

¡Hoy les damos las gracias a quienes se la juegan! Seamos una sociedad comprometida y activa, para demostrar que juntos podemos superar las injusticias.

Ignacia Dominguez