fbpx

¡AÑO NUEVO, NUEVAS TRADICIONES! Celebremos de manera consciente.

El 2018 llega a su fin y es costumbre recibir el año próximo junto a cábalas y
celebraciones. Lo lamentable de estas fechas, son los malos hábitos que hemos creado para
festejar. Y es que el lado “B” de las celebraciones, es la cantidad de basura que generamos.

Este año se confirmaron un total de 35 toneladas de residuos que quedaron
solamente en la capital. En Valparaíso, lugar típico de fiesta para estas fechas, se generaron
455 toneladas de basura, siendo un 30% más que el año anterior. ¿Te imaginas lo que queda
en el mundo entero? Se estima que más de 1.000 toneladas.

El consumo de cotillón, papeles, vasos y botellas plásticas dura alrededor de uno a
diez minutos. Durante las siguientes 24-48 horas intoxican suelos, aguas y animales que
confunden nuestra basura con alimento. Su descomposición puede tardar 10.000 años.
¿Vale la pena? Es hora de crear conciencia y de recibir el 2019 y los años que vienen de
forma sustentable.

¡Dile adiós al cotillón! En Pucón se busca prohibir cualquier tipo de papel picado
en la zona a través de una ordenanza municipal. Las “challas” son difíciles de remover de
las playas y lagos, generando un impacto negativo en nuestra flora y fauna. Una buena
iniciativa, pero no esperemos que sea ilegal para dejar de hacerlo. ¡El cambio empieza ya!
En reemplazo, puedes hacer “challa” con hojas naturales que encuentres en el suelo.

Evita los plásticos de un solo uso. Prefiere reusar tus vasos y platos. Al terminar tu
celebración, separa y recicla tus residuos. Y si esta se da al aire libre, hazlo de manera
responsable y respeta la naturaleza dejando más limpio que como lo encontraste.

Sumémonos a esta campaña de consciencia. Pequeñas acciones hacen de nuestro
mundo un lugar más sano para vivir. ¡Deseo un 2019 más ecológico!

Ignacia Dominguez.

Leave a Reply