fbpx

MENTE, CUERPO Y ALMA: Demos inicio al 2019 con los beneficios del Yoga.

Yoga significa unión. Esta práctica, que es considerada también una filosofía de
vida, equilibra los tres planos de la existencia humana: físico, mental y espiritual. A
través de la meditación en el yoga, educamos a nuestro espíritu para alcanzar un
estado de felicidad y plenitud. Los beneficios son múltiples, ya sea tanto para nuestro
cuerpo, como para nuestro espíritu.

Entre los beneficios físicos se encuentra la mayor flexibilidad y equilibrio. Así
también el crecimiento de músculos, junto al aumento de su fuerza y resistencia. Así
como muchos deportes, también libera toxinas y refuerza el sistema inmune, siendo
muchas veces un aliado para personas con enfermedades crónicas.

Pero los mayores frutos provienen de la comprensión de la esencia del yoga: la
conexión y unión de nuestro cuerpo, mente y espíritu. Incluso en medio del “caos” o
un inconveniente, el yoga suele ser una buena alternativa para mantener la mente
calma, soltar el estrés y estar en el presente al concentrarse en la respiración. El
vínculo que se forma dentro del ser produce una sensación de satisfacción. Cualquier
problema es terrenal y se le quita importancia, al encontrar el verdadero sentido. El
campo de energía que se crea al practicar el yoga cuando se integra la mente y el
cuerpo, ayuda a establecer un lazo entre tus pensamientos más profundos y las células
de tu cuerpo, provocando una sensación de bienestar. Escucha lo que te dice tu
cuerpo. Escucha lo que te dice tu espíritu.

Uno de sus principales objetivos es alcanzar la paz con uno mismo.
Concentrarse en la respiración es una forma para eliminar o bajar la tensión y
controlar el estrés. Espiritualmente, esta disciplina entrega las herramientas para
controlar y relajar nuestros pensamientos. De esta forma se es más fácil llegar a un
conocimiento superior, de uno mismo y de la vida.

Quienes practican yoga suelen ser más flexibles, comprensivos y espirituales,
es decir, menos materialistas. La tranquilidad y paz mental que origina esta destreza,
hace que vivir en esta agitada sociedad, se vuelva más ameno. ¡Comencemos este
nuevo año recargados de energía, paz y armonía!

5 POSTURAS PARA DOMINAR EL ESTRÉS Y LIBERAR LA ANSIEDAD:

1. Padangusthasana:
En una posición recta, en la que las piernas se alineen con la cadera, eleva tus brazos,
respira profundamente, y al exhalar dirige tu cuerpo hacia el frente hasta tocar tu
frente con las piernas. La cabeza y el torso se mueven como uno solo. Toca tus manos
con tus pies. Con una inhalación, eleva el cuerpo lentamente hasta alcanzar la posición
inicial. Mantén esta posición durante 15 segundos.

2. Prasarita Padottanasana:
Vuelve a realizar el ejercicio anterior, esta vez con las piernas mucho más separadas.

3. Supta Baddha Konasana:
Al sentarte, junta las plantas de los pies. Mantén la espalda recta y las manos encima
de los pies. Al exhalar baja lentamente hasta que la espalda quede en el suelo. Los
brazos colócalos en los costados, cierra los ojos y respira. Mantén esta posición
durante un minuto.

4. Balasana o “posición de niño”:
Siéntate arriba de tus piernas, inhala y levanta los brazos. Estira lo más que puedas
hasta que la frente toque el suelo. Esta es una de las posturas que más tranquilidad
produce.

5. Viparita Karani:
La espalda en el suelo y las piernas en la pared, logrando un ángulo de 90°. Los brazos
al lado del cuerpo con las palmas hacia el techo. Cierra los ojos y respira durante 15
minutos.

Ignacia Dominguez

Leave a Reply